ASOCIACIÓN FORESTAL ARAGONESA
MANIFIESTO DE LA ASOCIACIÓN FORESTAL ARAGONESA

Nosotros, propietario forestales de la Comunidad Aragonesa, manifestamos:

- Que la actividad económica a partir de los aprovechamientos forestales tradicionales ha constituido la herramienta básica del mantenimiento y configuración de nuestros pueblos y comarcas. Este movimiento económico pasa por uno de los momentos más críticos de su historia ya que las rentas que desde siempre han sido el motor de la gestión forestal, resultan ahora insuficientes para cubrir el coste de mantenimiento de los bosques.


- Que las masas forestales desarrollan una importante función ambiental de la que somos beneficiarios el conjunto de la sociedad. En este sentido cabe apuntar que nuestros bosques cumplen un papel primordial en la regulación del ciclo hidrológico, el mantenimiento de la biodiversidad, el control del efecto invernadero, la conservación paisajística, el apoyo para diversas actividades lúdicas como la caza o el excursionismo y todos aquellos beneficios derivados del acercamiento de las personas a la naturaleza.


- Que los recursos para gestionar estos espacios naturales de titularidad privada provienen mayoritariamente de nosotros, los propietarios forestales, ya que las inversiones y ayudas que la administración pública destina a nuestras fincas suponen una porción insignificante del presupuesto general con que cuentan y que de todos modos, resulta insuficiente para cubrir las necesidades del sector forestal.

Es más, la administración autonómica no debería incrementar las trabas en forma de normativas restrictivas y exigencias de dudosa eficacia que lentamente van asfixiando la buena voluntad de los propietarios forestales.

- Que la primera consecuencia es el abandono de la gestión en las fincas forestales, y por tanto, la pérdida de los aprovechamientos tradicionales que forman parte del bagaje cultural aragonés. Por otra parte, la falta de rentas e inversiones en zonas desfavorecidas ha acelerado el proceso de despoblamiento rural y consecuentemente, la pérdida del paisaje forestal que sus pobladores han modelado y conservado a lo largo de los tiempos. Otro efecto de la falta de actuaciones en el bosque ha sido la acumulación incontrolada de materia vegetal, nunca conocida en nuestros montes y que favorecerá incendios forestales de proporciones desconocidas hasta la fecha.

- Que por todo esto, los propietarios forestales pedimos el reconocimiento social de los beneficios ambientales que desde la montaña llega a todos y a todas partes. Por otro lado, queremos mayor apoyo normativo y económico por parte de la administración pública con el fin de continuar o reiniciar la gestión y aprovechamiento sostenible de los recursos forestales que tanta vida han dado y deben todavía aportar a nuestra tierra.

2004


Asociación Forestal Aragonesa

A.F.A. ASOCIACIÓN FORESTAL ARAGONESA